Eraiki gurekin feminismo antikapitalista eta iraultzailea!

Jarraitu Libres y Combativasen web orria

Logo LyC def euskera-011

AFILIACION

¡No a la estafa del bilingüismo en Madrid que sólo beneficia a la privada concertada!

[email protected] pertenecemos a la plataforma de profesores y maestros interinos de Madrid, y estamos asistiendo ató[email protected], [email protected], [email protected] e impotentes a lo que está sucediendo en la Escuela Pública Madrileña, con la implantación del PLAN DE COLEGIOS PÚBLICOS “BILINGÜES”, que comenzó en 2004, siendo presidenta la Sra. Aguirre la “anglomaníaca”, como ella se autodefine y que fue la estratega que lo diseñó.”

SOS EN DEFENSA DE LA ESCUELA PÚBLICA:

La estafa del plan colegios “bilingües” de Esperanza Aguirre, con enseñanzas en inglés (que no bilingüe), no lo quiere la concertada. Para ellos, la consejera de educación, lucía figar ha confeccionado una orden a su medida. Acompañada de una financiación muy ventajosa, incluyendo a su vez, la cesión de parcelas gratuitas por parte de ayuntamientos gobernados por el PP, para la construcción de colegios bilingües. Y dónde el inglés se “aprende”, reforzando éste de forma divertida: más horas, conversaciones con nativos, recreación de situaciones comunicativas, teatros, juegos, intercambios, campamentos…
Y por otro lado está, la publicación y aplicación de una órden ampliada de otra anterior, referente a conciertos educativos, a la que le acompaña una ingente dotación económica y de recursos, que deberían ser destinados a la escuela pública. Todo ello unido a la mala gestión de recursos humanos, están dejando a la escuela pública, en una situación muy grave y preocupante.
Mientras en la escuela pública, el mal llamado bilingüismo consiste, en dar sociales y naturales en inglés (de obligado cumplimiento). En los dos planes bilingües que llevan los colegios concertados, lo que se hace es aumentar las horas de inglés, y dar el currículo de ciencias sociales y naturales en español. Éstos son: programa bilingüe BEDA para la concertada católica y programa bilingüe de UCETAM para la concertada laica.
Ah, por cierto, como no parece haber ningún seguimiento por parte de la consejería, de los planes bilingües, se da el caso de colegios o a veces tutores, que no siguen ningún plan bilingüe. Sólo se aprovechan de la financiación. Además cuentan con “la financiación voluntaria de los padres”, camuflada y justificada de formas diversas.
¡Hay crisis! Según para qué y para quién. Así, en la escuela pública se han eliminado 10.000 becas comedor, ayudas para libros, 20.000 familias que no pueden llevar a sus hijos a escuelas infantiles, porque el precio se ha disparado. Mientras tanto, hay 40.000 beneficiarios del “cheque guardería” aprobado en 2002 por el PP y con una cuantía de 1.100 euros, exclusivamente destinado a familias que llevan a sus hijos a centros privados. Caso de la propia consejera sr. Figar quién, “como cumple requisitos”, se lo ha autoconcedido.
Quienes suscribimos este manifiesto, somos un grupo de ciudadanos/as [email protected] de lo público. [email protected] pertenecemos a la plataforma de profesores y maestros interinos de madrid, y estamos asistiendo ató[email protected], [email protected], [email protected] e impotentes a lo que está sucediendo en la escuela pública madrileña, con la implantación del plan de colegios públicos “bilingües”, que comenzó en 2004, siendo presidenta la sra. Aguirre la “anglomaníaca”, como ella se autodefine y que fue la estratega que lo diseñó.
La sra. Figar, ha continuado y radicalizado el plan, publicitándolo como “pionero” en España y en Europa, según sus propias palabras. Este plan no ha sido evaluado en ninguno de sus aspectos (proceso enseñanza/aprendizaje, que sí lo evalúan en la concertada, así como la idoneidad del idioma). ¿Para qué? Yendo destinado a arruinar a la pública, no se necesita. La concertada no lo sigue, y el desvío de los fondos público, se produce con éxito. La consejería de educación está engañando a miles de familias, dejando a sus hijos, sin la posibilidad de que puedan incorporarse con éxito a los estudios de secundaria y sin una formación que les capacite, para seguir estudios superiores o de postgrado.
Sólo hay que consultar el currículo de primaria, decreto 22/2007, de 10 de mayo, del consejo de gobierno, por el que se establece para la comunidad de Madrid el currículo de la educación primaria, para saber todo lo que los niños/as de la escuela pública no han podido aprender, en todos estos años de implantación.
¿Quién es el responsable de que muchos niños/as no hayan conseguido adquirir las competencias básicas (claves) en las áreas de sociales y naturales, afectando también muy gravemente a la competencia en nuestra lengua, y todo ello, porque la consejería obliga a que se den en inglés? El fracaso del plan es evidente, y se está viendo que es una estrategia para privatizar. Por eso no rectifican, ni quieren saber qué está fallando. Sin embargo, sí han preparado el saco donde irá todo este fracaso: es la nueva FP ampliada, pocas horas de formación y muchas de prácticas (mano de obra barata).
La mayor parte de los colegios públicos, que solicitan ser incluidos en la red de colegios bilingües, lo hacen obligados, ya que de no hacerlo, corren el riesgo de desaparecer. Estamos asistiendo en los últimos años al cierre de aulas y colegios públicos, porque no son demandados, por no ser “bilingües”. A pesar de que éstos cuentan con una larga trayectoria en la educación de alumnos, un gran prestigio y buenos profesionales. Siendo ahora muchos de ellos desplazados o despedidos sin ningún tipo de indemnización.
Así, con las nuevas regulaciones de listas, han echado a la calle a miles de interinos con experiencia y formación acreditada. La comunidad ha estado invirtiendo todos estos años en su formación, y ahora no la puntúan. Tampoco valoran la experiencia, ni algunos títulos obtenidos en universidades públicas.
Este plan es una auténtica chapuza. Surgió con el único objetivo de hundir la escuela pública y desmantelarla. Ocupando su lugar una nueva escuela concertada. Por un lado, con la creación de nuevos colegios, y por otro, con la reconversión de colegios hasta ahora privados, a través de los conciertos educativos.
Es decir, se pasa a manos privadas la gestión de los centros, pero el dinero pertenece a los impuestos de todos los ciudadanos. Y a su vez, sin ejercer ningún control sobre ellos la administración pública.
Para ir consiguiendo sus objetivos, la consejería de educación, está sacando nueva normativa, sin tener en cuenta ni a los sindicatos, ni a la comunidad educativa:
- Real decreto 2377/1985, de 18 de diciembre, por el que se aprueba el reglamento de normas básicas sobre conciertos educativos. (BOE). Fue aprobado y entró en vigor con el PSOE.
La consejería de educación, ha ampliado y magnificado este real decreto. Y así en 2013, aprobó las mejoras en financiación y requisitos. Atendiendo al requerimiento de los colegios concertados católicos y laicos, que ya habían pedido también, el establecimiento de zona única. Una medida que más que permitir a los padres elegir el tipo de colegio para sus hijos, lo que hace, es permitir a los centros seleccionar a su alumnado. Lo que fomenta la segregación de los alumnos, en función de sus capacidades o situación económica. Para ello publicó:
- Orden 297/2013, de 8 de febrero, relativa a la renovación de los conciertos educativos y el acceso a los mismos durante el período 2013/2017. (BOCAM).
Así, de una manera encubierta y silenciosa, y bajo el escaparate del “bilingüismo”, están consiguiendo que la escuela pública desaparezca, y sea la concertada la que ocupe su lugar.
a la escuela pública la han convertido en una gran academia de idiomas, incapaz de transmitir contenidos. Relegando nuestra lengua materna, y por tanto, su cultura y a sus profesionales a un segundo lugar. Un gran negocio empresarial, con pingües beneficios. Circunstancias que están aprovechando constructoras, empresas de servicios y otras instituciones no relacionadas con el ámbito educativo, para irrumpir en éste. Se han hecho convenios con academias y universidades privadas que ofertan: máster, grados, grados con mención inglés, habilitaciones lingüísticas, oposiciones…
Por otro lado, es absolutamente increíble que existan dos órdenes diferentes, que regulen el falso bilingüismo en la comunidad de Madrid, con un claro perjuicio para la pública, atentando gravemente contra el principio de igualdad y derecho a la educación, recogidos en nuestra constitución.
Este plan “bilingüe” es de obligado cumplimiento para la pública.
La orden 5958/2010, de 7 de diciembre por la que se regulan los colegios públicos bilingües de la comunidad de Madrid, dice en el apartado tercero b: “el área de conocimiento del medio natural, social y cultural se impartirán en lengua inglesa con carácter obligatorio en todos los niveles de la etapa”.
Sin embargo, a los colegios privados concertados, a pesar de que se les está subvencionando con dinero público, no se les obliga a implantar obligatoriamente esta chapuza. Y la sra. Figar les da una opción más ventajosa haciendo una orden a su medida.
Así, los colegios concertados se benefician del dinero público, implantando “su bilingüismo” sin tener que despedir a sus profesores (respetando sus títulos, formación y experiencia), consiguiendo así un mayor prestigio, la enseñanza concertada.
La orden 9932/2012 regula los centros privados concertados “bilingües” y en su apartado tercero c dice: “se impartirá en inglés preferentemente el área de conocimiento del medio natural, social y cultural”. De esta forma, no les obligan a seguir el plan chapucero de la pública, y les dejan seguir el plan “bilingüe” llamado BEDA, impulsado por las escuelas católicas; y el plan bilingüe bicultural de UCETAM, que llevan los concertados laicos. Ambos consisten en refuerzo de la lengua inglesa, acercando a los niños al conocimiento de otra lengua de forma natural, con más horas de inglés, antes de integrar contenidos, sin tener que dejar de estudiar nuestra ciencia, cultura e historia en español. Como debe de ser y, como lo hacen en todo el mundo para la 2ª lengua extranjera.
Además, las pruebas externas que la comunidad de Madrid impuso como obligatorias, a nivel de sexto de primaria CDI (conocimientos y destrezas indispensables), son en castellano para todos los niños, indiferentemente que sea colegio bilingüe público concertado, dando una clara ventaja a estos últimos, convirtiendo después, los resultados de dichas pruebas, en un pretexto para desacreditar a la escuela pública y sus profesionales, siendo evidente la desigualdad de condiciones. Y así seguir impulsando la privatización y el desmantelamiento encubierto, de la enseñanza pública (privatización encubierta de la educación pública. Internacional de la educación. V congreso. Julio 2007).
Es increíble que después de 10 años instaurado, todavía éste, no ha sido evaluado de manera objetiva, para saber si está funcionando. Que haya superado todos los conductos legales reglamentarios: secretaría de estado de educación, consejo escolar del estado, alta inspección, asamblea, inspectores, directores de colegios bilingües... Que sin embargo siga implantándose cada año en nuevos colegios públicos.
Este programa carece del más mínimo sentido común ¿cómo se van a dar en inglés, las sociales, naturales, historia, geografía… si los niños carecen de los contenidos en su lengua materna? ¿Cómo se pueden aprender lo niños los ríos de España, las partes del cuerpo, los mamíferos, etc. En inglés, siendo ésta, una lengua que no tiene raíces comunes con el español? ¿Qué formación cultural se está dando a los niños que asisten a los colegios públicos bilingües, y que luego tienen que competir con los de la concertada, que dan todos los contenidos en español? En las pruebas pisa, también compiten con niños que han estudiado en sus lenguas maternas.
El enseñar una lengua extranjera con la metodología AICOLE, es decir aprender contenidos y no sólo la lengua, está totalmente desaconsejado en primaria, cuando la lengua a aprender está muy alejada de la materna, y con una estructura y pronunciación tan diferente, como es el caso del inglés y el español. Para aprender contenidos en inglés, es necesario que los niños tengan un nivel aceptable, de la lengua en la que van a aprender esos contenidos. Y esto no ocurre en primaria. Es especialmente absurdo en 1º y 2º de primaria utilizar un libro con los contenidos en inglés, cuando en este nivel, los niños están consolidando las bases de nuestra lengua, adquiriendo vocabulario y aprendiendo a construir frases.
Además, para “facilitar la viabilidad”, han subido la ratio de alumnos hasta 28/29 por clase; cuando para esta metodología, las clases deberían tener como máximo 15 alumnos.
Tampoco hay cercanía geográfica que permita un intercambio cultural. No se da un ambiente bilingüe, ni en las familias ni en la propia región. Por eso en Europa el bilingüismo que se da, es a nivel de sección en institutos, y siempre que haya habido una potenciación del inglés en niveles anteriores.
Durante la primaria, no se evalúa a los niños de los contenidos de estas áreas. Sí realizan pruebas externas, a la que destinan una elevada cantidad de dinero. En 2º y 4º de primaria, desarrolladas por el Trinity College, y otra en 6º, realizada por la universidad Cambridge, para certificar el nivel de idiomas según el marco común europeo. Pero para dichas pruebas se entrena los niños. Y éstas se repiten cada año. ¿es así como pretenden, que los niños aprendan otro idioma? ¿Por qué no realizan estas pruebas las EOIs, a las que están desacreditando?
Además, este planteamiento es un duro ataque a nuestra lengua y cultura, que es la 2ª lengua materna más hablada en el mundo, después del chino (el español: una lengua viva, informe 2014. Instituto Cervantes).
¿Por qué este agravio comparativo entre la pública y la concertada, si los dos planes están financiados en su totalidad con dinero público? ¿por qué la consejería no hace público un informe de la inversión en estos planes bilingües, que sólo les sirve de eslogan en su política electoralista?
¿Por qué se ha hecho una ley a medida, para que los concertados no tengan que aplicar este plan, y puedan sus alumnos aprender y adquirir la formación básica en su lengua materna?
Los padres están totalmente engañados, no se les da la información necesaria. Muchos creen que sus hijos saldrán de la escuela hablando español e inglés con fluidez. Pero la realidad es que ni español, ni inglés
Está claro que este auténtico desatino sólo busca desprestigiar y hundir la escuela pública para privatizarla, como están haciendo también en sanidad.
Este año en los planes de estudio de la comunidad de Madrid, se exige refuerzo de lengua y matemáticas. ¿por qué fallan estas materias instrumentales?
¿Qué país europeo dejaría que su cultura se transmitiera en una lengua distinta de la propia? ¿Es esta la marca España? Parece que más que aprender una segunda lengua de forma adecuada, pretenden que seamos una colonia inglesa, olvidándonos de nuestras raíces, la riqueza de nuestra lengua, y nuestro acerbo cultural.
¡Cuando se trata del negocio, olvidamos el patriotismo.!
Este “plan estrella” es el que ahora lleva el ministro wert en su ley, también estrella: LOMCE.
Los daños colaterales son tan graves, que si esto no sale a la luz, tardaremos años en recuperar lo perdido.
Creemos que es necesario y urgente que todos los colectivos en defensa de lo público, los medios de comunicación y la ciudadanía en general, conozcan estos agravios comparativos, así como las leyes, decretos y órdenes que elaboran a espaldas de los ciudadanos, para desmantelar lo público y por consiguiente, lo que es de todos.

[email protected] en defensa de la escuela pública

RocketTheme Joomla Templates