Los estudiantes hemos realizado movilizaciones históricas en las semanas pasadas, pero somos apenas un pequeño sector de todos los oprimidos. Pero si unimos nuestras fuerzas junto con los trabajadores, obreros y campesinos de todo el país, seremos capaces de derribar a este gobierno mafioso y putrefacto. Las luchas de los últimos años nos han demostrado que aislados somos una presa fácil para el gobierno, pero juntos somos invencibles. ¡Llamamos a paralizar el país el próximo 20 de noviembre! ¡Llamamos a una auténtica huelga general de 24 horas! En las actuales condiciones, resultan totalmente insuficientes las acciones meramente estudiantiles, es necesario ir a las fábricas, a los barrios, a los mercados, las dependencias de gobierno, las empresas, los medios de comunicación, el transporte público, las sedes sindicales y políticas, llamando claramente a paralizar todo el país. ¡Llamamos a una auténtica rebelión de toda la clase trabajadora contra el gobierno!

En estos momentos de profunda indignación, donde el repudio debe mostrarse claramente en las calles. Es indispensableMéxicoenlucha sumar a la base de absolutamente todos los sindicatos y organizaciones de izquierda a la huelga, comenzando por la CNTE, los sindicatos universitarios, el SME y la UNT. La base de los sindicatos corporativos, la mayoría de ellos con gran presencia en las fábricas, debe romper la resistencia de los charros y parar la producción. El sector combativo y proletario de Morena, que tiene presencia en todo el país y que marchó junto con los estudiantes el pasado 5 de noviembre, debe declararse en abierta rebelión y apoyar irrestrictamente la lucha, rompiendo totalmente con los cálculos electoreros en los que ha caído su dirección. Las bases zapatistas de Chiapas deben dejar de lado todo regionalismo y aislamiento para integrarse a la lucha nacional como originalmente lo plantearon en su alzamiento de 1994. Las bases genuinamente revolucionarias de las policías comunitarias y los grupos de autodefensa de Michoacán, fieles al doctor Mireles, que también se hicieron presentes en el Zócalo del DF durante la última manifestación estudiantil, deben hacer suya esta convocatoria a huelga. Exhortamos a todos los sectores movilizados y en luchas, dispersos en el país, ha paralizar los sectores estratégicos del Estado el próximo 20 de noviembre.

Por ello proponemos: 1) Realizar una jornada de mítines en los locales sindicales y de organizaciones políticas de izquierda (STUNAM, SITUAM, CNTE, SME, Telefonistas, UNT, Tranviarios, Morena, etc.) sin excepción el día jueves 13 de noviembre, para que se integren a la huelga general de 24 horas del 20 de noviembre. 3) Realizar brigadeos en fábricas, centros de trabajo, empresas y zonas industriales desde el lunes 10 de noviembre con la convocatoria a la huelga general del día 20 de noviembre, 4) Convocar a la formación de un Comité de Huelga el martes 18 de noviembre con representantes de todas las escuelas, sindicatos y organizaciones, para reagrupar las acciones del día 20. 5) Convocar a movilizaciones estatales e internacionales el 20 de noviembre, así como a la toma del DF mediante bloqueos masivos de los centros neurálgicos de la ciudad, incluido la parálisis de las zonas industriales del DF y su área metropolitana; también planteamos la realización de megamarchas que desde distintos puntos de la ciudad confluyan en el Zócalo, bajo la consigna “Sólo con la caída de Peña Nieto, tendremos justicia”.

Juntos: estudiantes, trabajadores, obreros, sindicalistas, campesinos, seremos la única fuerza capaz de traer la justicia que nuestro pueblo merece.

¡20 de noviembre: Huelga general por la caída de Peña!
¡Si no hay justicia para el pueblo, que no haya paz para el gobierno!
¡Ayotzinapa vive, la lucha sigue y sigue!
México DF, 8 de noviembre de 2014
Propuesta de resolución del CEDEP al movimiento estudiantil http://www.cedep.org/

Emakume Aske eta Borrokalariak

Eraiki gurekin feminismo antikapitalista eta iraultzailea

Catalá y Castellano

Jarrai gaitzazu